Hoy fue un día largo

Cómo hoy tenía un cruce de frontera por delante me levanté temprano y ya a las 07:00 AM estaba en la moto rumbo a Colombia.

La estancia en Quito fue perfecta, el poco tiempo que tuve lo usé para visitar familiares y amigos. Como siempre me recibieron y atendieron de manera increíble quedando con la sensación de que tengo que volver más seguido.

Previendo que el día podía ser largo, busqué un buen lugar para desayunar, algo contundente que me permitiera aguantar hasta tarde.

Desayuno incluía sandwich que me devoré con el jugo

El camino por la sierra es bellísimo más aún me tocó un día con una temperatura excelente la cual variaba entre los 22 y 29 grados (según la altura) situación que hacía que la ruta fuese más agradable aún.

Sierra del Ecuador

La primera parada fue el Lago San Pablo en Otavalo, un hermoso lugar llamado Puerto Lago el cual cuenta con hermosas cabañas a la orilla del lago. La intención era hacer unas tomas con el dron pero el viento soplaba con demasiada fuerza lo que hacía imposible el volarlo de manera segura, así que me limité a unas cuantas fotos y volví a la ruta.

Puerto Lago
Lago San Pablo

El cantón del Ecuador que limita con Colombia se llama Tulcán, pueblo conocido por su gran afición al ciclismo, cuna del actual campeón del giro de Italia Richard Carapaz. En la ruta se repiten equipos de ciclistas entrenando a una altura superior a los 3.000 metros, poniéndole toda la fuerza cómo esperando que nazca ahí el sucesor del actual campeón.

Ciclistas en la ruta

Al poco andar un pequeño percance. De la misma forma que la vibración terminó por romper el soporte de mi teléfono, esta vez cedió el soporte de la cámara Gopro. Iba a unos 100 kms/h cuando de repente se desprendió el brazo de la cámara cayendo esta al suelo. Cuando vi lo sucedido paré velozmente y me devolví corriendo a buscarla. La cámara se encontraba en medio de la carretera, afortunadamente ningún auto la pisó, no se rompió pero quedó toda rasguñada. Al igual que con el celular nuevamente tuve mucha suerte.

La frontera entre Ecuador y Colombia está dividida por un puente el cual lleva el nombre de Puente Internacional. Al aproximarme al puente me detuve para tomar la foto de rigor con la intención de cruzarlo y ver algún letrero que indicara el donde hacer los trámites de migración y aduana.

Frontera Ecuador Colombia

Me subí a la moto, crucé el puente, pasé todos los controles sin que nadie me detuviera, avancé varios kilómetros sin ningún tipo de control hasta que me percaté que ya estaba bien adentro en Colombia completamente ilegal. Regresé hasta el control de Colombia en el puente para preguntar donde se hacían los trámites, ahí me dijeron que tenía que devolverme al lado ecuatoriano para realizar los tramites de migración y aduanas. Comencé por aduanas, fue muy simple, bastó con entregar el documento que me habían otorgado cuando ingresé por Perú. Mis problemas comenzaron cuando me indicaron dónde estaba la fila para el trámite de migración. El lugar estaba repleto de gente y no parecía ser un lugar muy seguro cómo para dejar la moto con todo el equipaje abandonada por mucho rato, así que le pedí ayuda a la policía del Ecuador quienes me dejaron estacionar la moto al lado de sus autos para poder hacer los trámites con tranquilidad.

Luego de dejar la moto estacionada, me dirigí a hacer la fila para migración y cómo todo buen ciudadano me ubiqué al final de la fila. En el lugar habían unas 500 personas (sin exagerar), cuando noté que la fila no avanzaba NADA, decidí salir de ella y avanzar por el lado para ver si estaba haciendo la fila correcta. Bueno, el motivo por el cual la fila era tan larga era porque esta fila era exclusiva para venezolanos, personas quienes estaban intentando ingresar al Ecuador. En resumen habían 2 filas, una para venezolanos y otra para ciudadanos de otros países. Pese a eso me tomó 2 horas de espera el trámite para poder salir “legalmente” del Ecuador. Posterior a esto me dirigí a migraciones de Colombia donde el panorama era bastante similar, fila para venezolanos y otra para el resto (otras 2 horas).

Fila para trámite de migraciones en Ecuador.

El drama de los venezolanos es realmente abrumador, ya no se trata de migración sino de éxodo. A medida que uno va avanzando por la panamericana hacia el norte se va topando cada vez mas con gente caminando por la carretera con coches de bebé, mochilas, maletas, etc, gente que ha salido con lo que pudo de su país para llegar a cualquier parte donde puedan obtener trabajo. Toda esta gente debe pasar por estas fronteras las cuales están cada vez más cerradas para ellos.

Existen todo tipo de visiones respecto a los venezolanos migrantes, desde aquellos que los ven como un gran aporte hasta otros que no los quieren ni ver. Claro está de que así cómo en toda sociedad existen ciudadanos respetables, también los hay quienes generan problemas. En Perú por ejemplo un alcalde por medio de ordenanza prohibió el ingreso de venezolanos a la ciudad a raíz de desmanes ocasionados por un grupo de ellos. En fin, un drama muy lamentable el cual se palpa con mas fuerza hoy en las fronteras de la región, drama que hoy me tocó ver de cerca.

Habiendo terminado los trámites migratorios (después de 4 horas) volví a la ruta para concluir mi viaje. El camino a Pasto es increíblemente bello, me tocó lluvia (estrené el traje de agua), mas adelante un arcoíris y para terminar trabajos en la ruta los que me llevaron a realizar un tramo de 80 kilómetros en 3 horas y media.

Camino a Pasto
Camino a Pasto

Para mañana veré si es posible llegar a Cali. Según Google maps son solo 385 kilómetros, pero indica que se hacen en 8 horas. Veremos cómo nos va.

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error

También en