Cambio de planes

Originalmente tenía presupuestado manejar entre 200 y 300 kms diarios, esto con objeto de poder descansar y conocer los lugares donde paraba. Al poco andar cambié de plan, ahora estoy manejando el doble un día para descansar al siguiente. Mi idea a sido poder dedicar un más tiempo a lugares que deseo conocer y al mismo tiempo saltarme sitios que tenía presupuestado parar pero que no tienen mucho que ofrecer. Por lo anterior he podido dedicar 2 días a Guayaquil, 2 a Quito, 2 a Cali y pretendo hacer lo mismo para Medellín y Cartagena.

El sábado fue un día de turismo urbano por Cali, Patricia Rivera una caleña muy querida quien trabajó en iConnect en sus inicios mientras vivió en Chile fue quien junto a su marido me mostró la ciudad y sus rincones.

Uno de los lugares que visitamos fue Dapa, una colina muy verde y bella ubicada a un costado de la ciudad la cual sirve de vivienda para casas de alto estándar además de ruta para deportistas, algo así como el cerro San Cristobal de Santiago pero con casas.

Dapa, Cali

Al día siguiente salí temprano con destino a Medellín con la intensión de llegar de día a la ciudad. En la salida norte de Cali se aprecian los cañaberales que cubren extensas áreas de la región. En la ruta uno se cruza con los “trenes cañeros”, camiones de 4, 5 o más acoplados que llevan caña desde los cañaberales hasta los puntos de procesamiento. Afortunadamente esta parte de la ruta es doble vía, pero imagina lo que es adelantar a un camión de 30 metros de largo o más.

Tren cañero

Un poco más adelante me topé con ese tipo de cosas que uno sabe que no está ajeno, un motociclista muerto en la ruta. Situaciones como esta sin duda te hacen pensar y meditar respecto a lo expuesto que estamos los motociclistas. Todos quienes manejamos motos sabemos que es una actividad de alto riesgo, pero lo amamos tanto que conociendo el riesgo lo hacemos de igual forma. En lo personal quiero hacer este viaje, seguir andando en moto y al final del día regresar sano y salvo a casa a descansar, pero estos episodios nos recuerdan que debemos ser muy cuidadosos y prudentes si realmente queremos volver a casa.

Ruta de Cali a Pereira

Como todo los paisajes que me han tocado en Colombia, el paisaje de esta ruta es igual de impresionante que el resto. Hasta Manizales la ruta se sitúa a unos 1.500 metros de altura promedio lo cual repercute en una agradable temperatura que promedia los 24 grados. Mas adelante el camino comienza a descender hasta bordear el río Cauca el cual está a unos 500 metro SNM. La temperatura en el lugar es altísima, me tocó una tarde de 41º donde más encima tuve largas esperas en la ruta producto de reparaciones en la vía.

Esperando en la ruta con 41º de calor

Después de salir de ese infierno comencé el asenso a la localidad de Santa Barbara. Mientras subía divisé unas motos maxi trail estacionadas en un restaurante (tipo 3 de la tarde) por lo que decidí parar ahí para comer algo.

Vista desde el lugar donde paré a almorzar

En el lugar conocí a 3 “paisas” (paisa es el nombre que se le da la gente de Medellín) quienes además de ser muy buena onda me ofrecieron acompañarme hasta el hotel. Vale la pena recalcar la cordialidad de la gente acá, personas como ellos hacen que uno sienta que el viaje está valiendo la pena.

Con los paisas tomando una cerveza

En Medellín pasaré 2 días antes de partir a donde se acaba el camino por tierra, Cartagena de Indias.

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error

También en